martes, 14 de abril de 2009

...












...a finales de noviembre de 2005 hice el viaje de mi vida...a menudo me refugio en su recuerdo para salvar un mal día...con muchísima nostalgia, pienso en que debo regresar- un amigo que va todos los años, me dice que cuando vuelves por segunda vez te inunda un sentimiento de paz y alegría difícil de transmitir-lo creo...Bali es mágico, es humilde, bello, un regalo de sus dioses que están por doquier.
Al caminar por sus calles no debes de perder de vista el suelo, pues esta lleno de ofrendas para que los demonios no enfurezcan...los balineses son sonrientes y cálidos, humildes y aun en su pobreza, felices, rezan en familia...sus músicas y el aroma a incienso está por todas partes, sus miles de templos, sus arrozales, su naturaleza, sus preciosos Batik...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada